LA GOBERNADORA INAUGURÓ EL “LABORATORIO DEL FIN DEL MUNDO” Destacado

Valora este artículo
(0 votos)

JUNTO AL MINISTRO DE SALUD DE LA NACIÓN

La gobernadora Rosana Bertone inauguró oficialmente este miércoles el Laboratorio del Fin del Mundo, junto al ministro de Salud de la Nación Adolfo Rubinstein, el titular de la cartera homónima en la Provincia, Guillermo Ruckauf; el presidente del flamante laboratorio, Carlos López; y autoridades de Bristol-Myers Squibb.

Por primera vez en su historia, Tierra del Fuego producirá medicamentos para su comercialización y exportación, y proveerá de retrovirales a miles de pacientes de toda la Argentina.

“Es para mí un placer inaugurar este laboratorio”, expresó la Mandataria, quien agradeció la presencia y apoyo del Ministro de Salud de la Nación y el acompañamiento “de los tres bloques políticos de la Legislatura, que sancionaron la ley de creación de este laboratorio por unanimidad”, y también “a las autoridades de la Agencia Nacional de Laboratorios Públicos (ANLAP) que nos han guiado durante todo el proceso, con su mejor predisposición”.

Tras señalar que “el desafío mayor que tenemos los fueguinos es tornar nuestra Provincia sustentable desde todo punto de vista” Bertone recordó que “en la búsqueda de generar propuestas que diversifiquen la matriz productiva de Tierra del Fuego, con alto valor agregado, presenté desde el Poder Ejecutivo el proyecto de ley de formación del Laboratorio del Fin del Mundo, que fue aprobado en diciembre de 2016”.

“Con estos legisladores compartimos la visión de que se trata de un proyecto de políticas públicas a mediano y largo plazo, despojado de todo tinte político partidario, y cuya concreción excede el mandato del actual poder Ejecutivo”, resaltó.

Bertone agregó que “así se planteó la producción de medicamentos, como uno de los ejes de la diversificación y como factor altamente estratégico en el reposicionamiento industrial a nivel nacional”, además de que “se busca regular, desde el Estado, un producto que involucra a la salud y la vida de sus usuarios”.

“Cuando pensamos en salud nos surge la mirada sobre sus determinantes biológicos, medioambientales, estilo de vida y accesibilidad a los servicios de salud”, explicó la Jefa de Estado, quien observó que “si bien estamos hablando de la creación de un laboratorio de medicamentos, lo que queremos es que la gente no se enferme, y para ello estamos encarando, también, otras propuestas orientadas a la prevención, incluida la construcción de plantas potabilizadoras y cloacales, y de espacios para la realización de la actividad física”.

Sostuvo, por tanto, que “el abordaje de la salud pública es integral, con una visión de prevención, sin descuidar la atención del paciente más específica” y que la inauguración de la planta productiva del Laboratorio del Fin del Mundo “forma parte de un plan estratégico de seguridad e industrial”.

“Éste es un desafío, un nuevo emprendimiento innovador del que se obtiene un producto de alto valor agregado, que requiere mano de obra altamente calificada” remarcó la Gobernadora y que “con la producción de antiretrovirales cerraremos el abordaje integral del HIV, cuestión completamente innovadora en Tierra del Fuego y, creo, a nivel nacional”.

Bertone celebró la “alianza estratégica cooperación mutua público-privada” entre el Laboratorio del Fin del Mundo y el Bristol-Myers Squibb, “cuyo objetivo es aportar valor al proceso productivo de un medicamento antiretroviral.

“Debemos desarrollar la industria farmacéutica”

Tras manifestar que “es muy grato para mí estar acá”, el ministro de Salud de la Nación, Adolfo Rubinstein, no descartó que Tierra del Fuego “se convierta en un ‘Polo de desarrollo innovador, productivo, disruptivo y muy necesario para nuestro país”.

El funcionario manifestó que “dentro de ampliación de la cobertura universal en la Argentina, que es el principal objetivo estratégico de este Ministerio de Salud, el acceso a los medicamentos es un componente esencial”.

En ese marco, dijo, “desde el Ministerio de Salud estamos impulsando fuertemente políticas públicas para mejorar el acceso a los medicamentos, tanto desde la producción como del acompañamiento a los laboratorios públicos nacionales”.

En virtud de ello destacó el hecho de que “se haya incorporado un nuevo jugador, que es el Laboratorio del Fin del Mundo”, cuyo proceso “de participación público-privado iniciado permite generar capacidad en una economía que claramente empieza a diversificarse”.

Subrayó que este nuevo laboratorio “proveerá medicación para miles y miles de pacientes que la necesitan”, situación que “nos permite, por un lado lograr el objetivo de fortalecer el desarrollo de un laboratorio público, y por el otro mejorar el precio de los medicamentos y tener la capacidad de llegar a cada vez más población necesitada”.

“Así que celebro enormemente esta iniciativa”, expresó el doctor Rubinstein, quien aseveró que la cartera a su cargo “está firmemente convencido de que debemos desarrollar la industria farmacéutica, que es dinámica, innovadora, productiva, que da mucho trabajo y posibilita obtener divisas porque también exporta”.

Visto 60 veces