VÁZQUEZ Y WORMAN RECIBIERON EL RECLAMO DE LOS VECINOS POR LA SITUACIÓN DEL AGUA Destacado

Valora este artículo
(0 votos)

RÍO GRANDE

El ministro de Obras y Servicios Públicos y el presidente de la Dirección Provincial de Obras y Servicios Públicos (DPOSS) se reunieron con vecinos de Río Grande para escuchar sus reclamos ante la falta de agua potable.

Ante las reiterados reclamos de los vecinos de Río Grande por la situación del agua potable en la ciudad, el ministro de Obras y Servicios Públicos, Luis Vázquez y el titular de la DPOSS, Guillermo Worman se acercaron a la planta potabilizadora en construcción en el Tropezón para evaluar los avances de la misma.

Tanto Vázquez como Worman son titulares del fideicomiso austral, responsable del financiamiento de la obra.

Al respecto, el ministro Vázquez mencionó que “nos acercamos a la planta porque estamos recibiendo permanentemente reclamos de los vecinos de Río Grande por la falta de agua y presión en el suministro. Tenemos la expectativa que a partir del Fideicomiso Austral, podamos tener la obra lo antes posible para que la comunidad no tengan que padecer la falta de este recurso indispensable. Estamos haciendo mucho esfuerzo para tener la obra concluida en el menor tiempo posible y dar una respuesta concreta".

Vázquez además agregó que “hemos pagado una vez y media la obra y pensábamos que estaría más avanzada. Comenzaremos a inspeccionar los avances con equipos técnicos porque queremos ser una parte de la solución que espera la comunidad de Río Grande”.

A su vez, Worman manifestó que “tenemos profundas incertidumbres porque el municipio dijo que esta obra iba a comenzar a funcionar en diciembre de 2017 y todavía no tenemos un plazo cierto”.

El Gobierno, mediante el Fideicomiso Austral ha aportado más de 150 millones de pesos para que los vecinos de Río Grande tengan acceso a un derecho fundamental como es el agua potable”, manifestó el funcionario.

El presidente de la DPOSS además dijo que “permanentemente recibimos reclamos de los vecinos que nos dicen que cerca de la medianoche se les reduce el suministros. En Margen Sur nos cuentan que a las 11 de la noche ya no tienen ni una gota de agua y la Provincia tiene una responsabilidad directa porque el agua es un componente indispensable para la salud” y concluyó diciendo que “las Naciones Unidas lo plantean que la primer barrera sanitaria es la correcta higiene personal y lavado de los alimentos”.

Visto 80 veces